jueves, 31 de octubre de 2013

Planeta Tierra (12) 'Baraka' y 'Samsara', el documental según Ron Fricke

"Delicada y esplendorosa rareza (...) poema visual ancho, dolorido y ambicioso, frontal y fraternal (...) mirada aterrada y esperanzada a la tierra. Una mirada al mismo tiempo herida y enamorada"

Ángel Fdez. Santos: Diario El País

Damos la bienvenida a nuestra web a dos joyas del género documental, 'Baraka' y 'Samsara', dos obras dirigidas y fotografiadas por el estadounidense Ron Fricke, quien ya figuró como director de fotografía en Koyaanisqatsi (Godfrey Reggio, 1982) . Veinte años separan Baraka (1992) y Samsara (2012), dos documentales de género minimalista (como Microcosmos, que ya publicamos en este blog) que ofrecen una ambiciosa, lírica y arrebatada mirada a la infinita biodiversidad de nuestro planeta, a las distintas razas, civilizaciones y espiritualidades humanas que lo han poblado (muchas veces como una maldición) hasta en los más inhóspitos entornos y en los que la aparente fragilidad de la vida humana es contrastada con su enorme creatividad y la grandeza de sus obras. 

Sin palabras, sólo con el uso de la cámara lenta -o el timelapse- y la música, estos documentales construyen una hipnótica reflexión sobre las complejas (y muchas veces pervertidas) relaciones del género humano con los medios ambientes que ha creado, con la Naturaleza y los seres vivos que le sirven de alimento o trabajan para él. Dos poemas visuales de proporciones globales en los que se suceden paisajes naturales, urbanos y humanos, gentes de muy diverso aspecto, cultura y costumbres mirando a la cámara sin decir nada y diciéndolo todo, configurando poderosas secuencias de imágenes de sobrecogedora belleza y significado. 'Baraka' es una palabra sufí que significa "aliento de vida" y 'Samsara' es una palabra en sánscrito que significa "la rueda de la vida'. En fin, nada más, les invitamos a disfrutar, a ser posible en pantalla grande, estas dos obras magnas (en HD) del cine documental. 

Baraka (1992)



Samsara (2012)

miércoles, 30 de octubre de 2013

Corrupción y Fraude (12) Orson Welles, el hombre que invadió la Tierra

 
Se cumplen 75 años del colosal engaño radiofónico orquestado por el genial Orson Welles (gran amante de trucos, engaños y fakes, que ya ha ocupado otras veces este blog), cuando en la noche de Halloween del 30 de octubre de 1938 hizo creer a miles de estadounidenses que una invasión extraterrestre se estaba llevando a cabo. La adaptación que Welles hizo de la novela de H.G. Wells provocó desde las ondas una histeria colectiva que contagió al país durante horas. Un documental programado en Documentos TV nos revela qué ocurrió aquella noche histórica en la que el enorme talento de Orson Welles se mostraría al mundo demostrando el poder manipulador de los medios de comunicación y que su prestigiosa carrera como creador de ilusiones no había hecho más que empezar.
Welles con los actores y la orquesta

Documentos TV. "La guerra de los mundos"

RTVE.es / Documentos TV 22.10.2013

Eran las ocho de la tarde del 30 de octubre de 1938 cuando un joven Orson Welles entraba en el Estudio Uno, en el piso 20 de la Columbia Broadcasting en Nueva York, junto a diez actores y una orquesta de 27 instrumentos. Se disponían a interpretar la novela del británico H.G. Wells “La guerra de los mundos”. La radionovela seguiría el formato del boletín de informativo de última hora, con el que, desgraciadamente, los estadounidenses estaban muy familiarizados. 'La guerra de los mundos' de 1938

En la caída libre de la Gran Depresión, con las amenazas diarias de Hitler desde el otro lado del Atlántico, la credibilidad de la radio se había convertido en un salvavidas para el 80% de los hogares. Y Welles pensó que su radionovela, contada como una de las cientos de noticias fatídicas que las ondas radiofónicas transmitían cada día, funcionaría. Era la noche de Halloween, una noche tradicionalmente dada a gastar bromas. Sin embargo, ni el mismo Welles pudo imaginar nunca que esa emisión iba a suponer uno de los mayores acontecimientos de la histeria de masas en la historia de los Estados Unidos.

El documental

Orson Welles en la rueda de prensa posterior a la emisión de "La guerra de los mundos"


"La guerra de los mundos" reconstruye con actores los testimonios que se recogieron aquella angustiosa noche en la emisora CBS, en las redacciones de los periódicos o en las comisarías. Suicidios, accidentes, colas kilométricas en las autopistas... tenían lugar mientras, bajo la magnífica dirección de Orson Welles, los alienígenas atacaban a los ciudadanos de Nueva Jersey y se desataba la angustia contenida de toda una nación.

Tras la emisión de la "Guerra de los mundos", Orson Welles se vio obligado a convocar una rueda de prensa. "No tengo ningún interés en explicar al público los motivos para radiar la novela-dijo, ni mucho menos para disculparme por haberles entusiasmado. Si han existido situaciones de pánico colectivo es solamente porque sé contar historias en la radio".“El realismo me atrapó, me lo tragué todo, según lo iban emitiendo” escribía un vecino de Massachusetts unos días después. “Creo que la reacción puso de manifiesto la estupidez de las masas”, opinaba otro ciudadano que había vivido en directo la trágica genialidad del desde entonces insigne Welles.


lunes, 28 de octubre de 2013

Escritor (9) Consejos para un escritor 2

Segunda entrega del curso para escritores del programa Pagina2. 

Capítulo 6

Un nuevo capítulo de nuestra particular serie El escritor. En esta ocasión, nuestro joven autor charla con Anne Holt y Carmen Posadas sobre géneros literarios.


Capítulo 7

En nuestra serie El escritor, nuestro joven autor visita a Jaume Cabré y Juan Madrid que le dan varios consejos para aprender a diseñar buenos diálogos.


Capítulo 8

En esta ocasión, Sergio Vila-Sanjuán, reciente ganador del Premio Nadal y Marcos Ordóñez, le hablan a nuestro joven autor del arte de titular los libros.


Capítulo 9

El programa cuenta con la presencia en nuestra particular serie El escritor, de Ángela Becerra y Sergio Álvarez que hablarán de cómo superar el bloqueo durante la escritura.


Capítulo 10

Nuevo capítulo de nuestra serie El escritor, donde en esta ocasión Blanca Busquets y Gregorio Casamayor le hablan a nuestro joven autor de la logística en el proceso de escritura.


lunes, 21 de octubre de 2013

Demencia (9) El anacoreta y el psicótico

El anacoreta y el psicótico

¿Qué es la locura? El concepto de enfermedad mental es demasiado acomodaticio y nos excusa de preguntarnos sobre su verdadero sentido. De esa manera, elimina la responsabilidad del sujeto.


Jean Renoir tiene 56 años cuando rueda El río, la más conmovedora de sus películas. Lleva años viviendo en Estados Unidos, país al que llega huyendo del fascismo, y donde encuentra desde el principio grandes dificultades para dirigir. El río, basada en una novela autobiográfica de Rummer Godden, una gran especialista en narraciones juveniles, la rueda en la India. Destacan en ella la perfecta mezcla de realismo y romanticismo, la verdad de la interpretación de los actores, en su mayoría no profesionales o con muy poca experiencia, y la excelente fotografía, en el brillante Technicolor de la época, de Claude Renoir.

Este es en pocas palabras su argumento. A orillas del Ganges, cerca de Calcuta, Harriet y sus amigas Melanie y Valerie, hijas de colonos británicos, reciben la visita del capitán John, un mutilado de guerra. A través de la mirada de Harriet asistiremos al descubrimiento del amor y sus zozobras, pues las tres amigas se enamoran muy pronto del capitán. Harriet tiene un hermano pequeño, que es su compañero de juegos. La casa familiar se abre a un hermoso jardín, que es su reino, y ellos están juntos hasta que la llegada del soldado hace que Harriet se olvide de su hermano, que una tarde es mordido por una cobra y muere. No es fácil ver unas imágenes de más pura y contenida emoción que las del entierro del niño. La tierra de color salmón, la presencia ensimismada de la vegetación, el agua terrosa del río, por cuya orilla marcha el cortejo fúnebre, componen una escena que encierra todo el misterio y la desolación de la pérdida. Harriet no puede ser responsable de una desgracia como aquella, pero sabe que si hubiera estado al lado de su hermano este seguiría con vida. También que el jardín, y con él el mundo libre y abierto de la infancia, ha quedado para siempre atrás. Y que lo ha hecho a través de una muerte de la que ya nunca podrá liberarse. Hay otro elemento perturbador. El capitán John, el joven soldado que las visita, ha perdido una pierna, y lleva en su lugar un miembro ortopédico. De forma que la salida de ese jardín que es la infancia coincide con la aparición del cuerpo dividido y de su inevitable consecuencia: la amenaza de la locura.

Debemos aprender a mirar esos cuerpos heridos. En ellos no solo está el dolor, el ansia infinita de paz del psicótico, sino la memoria de ese cuerpo con el que soñamos en el amor. La memoria de sus pérdidas y de sus órganos olvidados. No hay poesía sin esa visita a la cuba de Barba Azul, no hay poesía sin oscuridad. Los psicóticos recuerdan a la criatura de Frankenstein, y pienso sobre todo en las dos películas que James Whale dirigió en los años treinta, con Boris Karloff en el papel de la criatura. Hay una escena, en La novia de Frankenstein, la segunda de ellas, que no es posible olvidar. El monstruo, que se ha escondido en el bosque, llega a una casa donde vive un anacoreta. El anacoreta es ciego y por esa causa lo acoge sin temor. Se establece entre ellos una cálida amistad. El anacoreta le da comida, vino, ¡hasta de fumar! Le hace escuchar música y el monstruo todo lo mira maravillado. No hay que ser más delicado y sensitivo, más lleno de temor. Más abierto a todas las seducciones. Más ajeno al daño.Pero ¿qué es la locura? El concepto de enfermedad mental es demasiado acomodaticio, ya que al definir la locura como enfermedad nos excusa de preguntarnos por su verdadero sentido y elimina la responsabilidad del sujeto. La pregunta por la locura conlleva pues una nueva pregunta, que es la que debe interesarnos, la que se refiere a lo que el sujeto será capaz de hacer con ella. Algo, por otra parte, presente en la idea freudiana del delirio como trastorno, pero también como movimiento vinculado al saber y a la reconstrucción. Recordemos el caso Schreber, y cómo, según Freud, es precisamente su delirio lo que logra estabilizarle y, al rebajar su sintomatología, le permite abandonar el hospital. En los misterios egipcios se dice que "en el hombre hay dos pares de ojos, y es requisito necesario que el par de dentro se cierre cuando el par de fuera percibe; pero solo cuando el par de fuera está cerrado puede el de dentro abrirse". El psicótico ve solo con los ojos interiores, su mundo es espectral. El cuerdo con los ojos exteriores, su mundo es pura objetividad. Es el poeta quien los concilia a los dos. El poeta lleva el fantasma a la vida, quiere que lo bello sea útil, que cada par de ojos se alimente de la visión del otro.

El joven del que se enamoran las adolescentes en la película de Renoir enferma porque no puede olvidar el cuerpo que perdió. Harriet y sus amigas le enseñan que solo aceptando esa pérdida será capaz de recuperar la capacidad de amar. Los amantes recuerdan a los psicóticos dado que el amor, como la psicosis, supone una ruptura, la entrada cualitativa en una experiencia distinta. Los que aman son hablados por otras voces, su identidad se fragmenta y para reunificarse necesitan algo cercano al delirio. Pero el amor antes que con la locura tiene que ver con la poesía, ya que aunque es cierto que el amante delira lo que quiere sobre todo es vivir entre los demás. El psicótico quiere que la realidad se someta a sus sueños, el amante que sus sueños se hagan reales. Ambos acuden al mercado de los cuerpos, pero mientras la psicosis nos dice que nunca encontraremos en él lo que perdimos, el amor nos dice que debemos arreglarnos con lo que nos ofrecen en ese mercado. Recordemos el final del mito de Orfeo. Orfeo, tras perder a Eurídice, es troceado por las bacantes que diseminan su cuerpo por el bosque. Su cabeza va a parar al río, y las aguas la arrastran. Mientras lo hace no deja de cantar. Michel Foucault dijo que la locura es la ausencia de obra. La obra supone la aceptación de la pérdida; el delirio es su negación. El canto del poeta habla del regreso, del encuentro con el mundo; el delirio, del cuerpo espectral, un cuerpo que no puede volver. Todos los psicóticos tienen un cuerpo así. Todos han perdido partes de sus cuerpos, y deliran tratando de recuperarlos. La locura es el regreso de esos trozos perdidos. El doctor Frankenstein construye un cuerpo con ellos. Un cuerpo que solo puede ser el de un psicótico, pues está hecho de fragmentos de otros cuerpos, de otras vidas distintas y cuyo deambular es su delirio.

Los buenos psiquiatras se comportan como ese anacoreta. Reciben a los psicóticos con los ojos cerrados, les atienden por un tiempo, les dan de comer y fumar, hasta que se alejan. Luego recogen sus poemas y sus dibujos y escriben libros sobre ellos. Es curioso, los psicóticos vienen de la muerte, del reino de lo siniestro, y sin embargo son dulces, silenciosos, infinitamente educados. Son como la criatura de Frankenstein. Fijaros en sus gestos, en su increíble delicadeza. La visión de una cama les conmoverá hasta la muerte, porque ellos no pueden dormir. Una simple cuchara abandonada sobre el mantel les hará llorar, pues no tienen dedos para cogerla. Miran las cosas con los ojos terribles del que sabe que jamás serán suyas. Añoran un mundo quieto, tranquilo, donde yacer domesticados. Podrían comer de nuestras manos, podrían ser nuestros criados. Si les mandáramos hacer cosas, las harían llorando. Les gustaría no tener que esconderse. Su cuerpo no es el cuerpo de la pureza, sino el cuerpo nacido de la cuba de los despedazamientos. Cuentan, a través de su sufrimiento, la historia de nuestro corazón.

Gustavo Martín Garzo es escritor.

Animales (29) Conociendo al señor Pez Luna


La escuela de buceo catalana Piscis Diving de Sant Feliú de Guíxols nos brinda un encuentro en la tercera fase con un simpático pez luna (Mola mola) al que ya conocen de otros años. Estas personas se sienten privilegiadas -otros prefieren arponearlos o encerrarlos en un acuario- de que este individuo de una especie que está desapareciendo, este ser vivo complejo e inteligente, pueda examinarlos e interactuar con ellos en su propio medio. Gente que mola. 


Pez Luna se acerca al barco. Anuncio limpieza del fondo marino en Sant Feliu de Guíxols 

24.09.2013



Huye luna, luna, luna...

Hola Buz@s, ¡Ahora sí, después del invierno llega el buceo! Algunos bucearon con el frío, pero esos son los más yonkarras!!!! Ahora se está de lujo.

El barco preparado, los equipos revisados, oxígeno, comunicación y los buz@s. Ya lo tenemos todo. El mar hierve, a lo lejos un grupo de gaviotas indica un banco de algo que se mueve en superficie. Estoy alerta, estos últimos días son todo noticias de seres que aparecen y desaparecen, soplan y resoplan en busca de plancton. Estos días de fiesta de Semana Santa descansar en Sant Feliu de Guíxols es un placer incluso para el segundo cetáceo más grande del mundo, el rorcual común. Son dos los ejemplares que se han estado viendo, uno de más de 18 metros y el otro de unos 12 ¡Espectacular!

Saltamos al agua, el mar está azul, azul mediterráneo, limpio, poblado por unas algas rojas, pardas, amarillas y verdes que dan un tono precioso a la inmersión; pocos peces, pero los que están ya los conocemos. En los próximos días, empezarán a llegar pulpos, en busca de su madriguera, donde pasarán los próximos tres meses, si no los capturan antes, dejando así huérfanos a sus trescientos descendientes.

Respirar por el regulador es trasladarte a tu avatar más profundo, las respiraciones entonan con el latir de tu corazón, el agua te hace sentir vivo, respiras y respiras y las burbujas rompen en la superficie sin importar nada más que el encontrarte con algún ser de aquellos que te hagan creer que aún existe vida compleja en esta parte del planeta. El mar está algo agitado, decido bucear en una zona menos movida. Secains es el lugar perfecto, apenas 12 metros de máxima y un buceo lleno de sorpresas. Descendemos poco a poco, el fondo es rocoso, los buzos se miran, todo está en su sitio.

Unos canales de roca imponente se alzan ante nosotros, entre medio de esos pasillos, busco y rebusco y de pronto, aparece de golpe, sin esperármelo, camuflada, quieta, inmóvil, con sus antenas extendidas. La descubro, estamos apenas a 6 metros de profundidad y encuentro algo que no se suele ver por encima de los 25 metros. Escondida en su alimento preferido, una Tidolina perversa aparece frente a mí. Es un opistobraquio, el eslabón entre el caracol y el nudibranquio.

Volvemos, el barco navega de lujo, está listo, el trabajo invertido ha merecido la pena. De repente, unas gaviotas parecen andar por encima de las aguas, como si fueran el mismísimo Jesucristo, picotean algo, no me lo puedo creer, el primer día que salimos al mar y encontramos el primer pez luna. Hay quien paga una fortuna para ir a verlo a la otra punta del mundo y nosotros lo encontramos delante del rompeolas de Sant Feliu de Guíxols.

En el barco los buzos entran en shock, parece como si en vez de ver la aleta de un pez luna hubieran visto la de un tiburón.

- Rápido, las máscaras y las aletas - digo en voz alta.

Nadie se mueve. El pez luna nos mira con su ojo, el tiempo pasa y los buzos siguen en shock. El pez luna sigue observando, esta vez, nos saluda con la aleta y los buzos siguen paralizados. Nos lanza saluditos y pedorretas y los buzos siguen mirándose el ombligo. Finalmente un buzo está a punto de tirarse con los plomos y sin las aletas. El pez luna se da la vuelta, nos enseña el culo y con la aleta se despide, dejándonos sin oportunidad de inmortalizarlo como Dios manda con nuestras cámaras.

Es cierto que existe un vídeo, pero es como si te enseñaran un ovni…jejjejejjej ¡¡¡¡¡¡ La temporada ya empezó, a bucearrrrrr!!!!!

Buen buceo Buz@s
Fran Gómez


viernes, 18 de octubre de 2013

Mujeres (7) Yermas

Siguen los de En Portada con sus reportajes sobre los derechos de la mujer en el mundo y esta vez lo hacen para dar voz a las víctimas de esterilizaciones forzosas a las que fueron condenadas más de 300.000 personas entre 1995 y 2000 durante el gobierno de Fujimori. Hoy esas víctimas luchan para que se conozca su historia ante la indiferencia de los políticos y la Fiscalía peruana investiga si se trató de un delito de lesa humanidad. 

En Portada. "Yermas"

José Antonio Guardiola, @jaguardiola 14.10.2013



El caso de las esterilizaciones forzadas en Perú sirve muy bien para ilustrar lo fría y distante que, en ocasiones, se muestra la clase política ante –o frente a- sus gobernados. Se antoja de sentido común que es necesario pedir disculpas cuando miles de personas, con argumentos coincidentes, irrefutables, aseguran haber sido esterilizadas a la fuerza. Simplemente porque se violó su íntimo derecho a ser madre, o padre.


Batalla política y justicia

Pero la clase política peruana juega su propio partido. Fujimoristas, humalistas, alangarcistas o incluso toledistas viven del pacto, del frágil equilibrio que los mantiene vivos en su escaño, y en ese juego de funambulismo se olvidan de las esencias del buen gobierno. Irrita el desprecio que los políticos dispensan a las víctimas, la burla de unos políticos leoninos hacia unas víctimas inocentes -en todos los sentidos-. No se habla de indemnizaciones, no se habla de perdón.. Apenas algunos hablan de castigar a los políticos responsables de aquella aberración y olvidan el resarcimiento de las víctimas denotando así que es la batalla política la que prima por encima de la justicia.


Un drama silencioso

Yermas es uno de esos dramas silenciosos que sacuden Latinoamérica. Durante nuestro viaje a Perú, todos los entrevistados –políticos y no- coincidieron en que el caso de las esterilizaciones forzadas se ha convertido en una pelota que se pasan unos y otros al albur de sus propios intereses. Unos para apretar. Los otros para sobrevivir. Algunos para eludir la justicia. Y mientras tanto, las víctimas –aquéllas que vieron violentados sus derechos más íntimos- malviven y sufren. Muchas de ellas, curiosamente, ni siquiera piden justicia. Se conforman, ilusas ellas, con que un médico les devuelva lo que otro por la fuerza les quitó.

martes, 15 de octubre de 2013

Energía (4) Arena, la nueva fiebre del oro


El pasado sábado el programa de La2 La Noche Temática dio, bajo el título "Arena, la nueva fiebre del oro" dos interesantes documentales sobre uno de los componentes esenciales del boom urbanístico mundial en los últimos veinte años y en el no habíamos reparado hasta ahora. La arena, la arena de playa, (la de desierto no sirve) que, convertida en dióxido de sicilio resulta una materia prima estratégica para muchos sectores y tiene una ingente demanda. Ello está provocando graves consecuencias ambientales por la desaparición de playas y fondos marinos (y la fauna a ellos asociados) que son saqueados para satisfacerla. 

En el (insostenible) negocio de la masiva extracción de arena de las playas del tercer mundo, en las mafias que trafican con ella y en sus terribles efectos colaterales se centrará el primer documental "Sand Wars, la guerra por la arena" mientras que el segundo, "SandGrains" pone el foco en Cabo Verde, donde la sobrepesca llevada a cabo por las flotas extranjeras (mayormente europeas) han ido vaciando de peces los mares cercanos a este país, hundiendo el sector de pesca artesanal que daba alimento a los habitantes de esta isla africana. Ello los ha empujado a recoger la arena de sus propias playas y venderla a precios irrisorios para la construcción, degradándolas para siempre así como otros los ecosistemas costeros. La verdad es que con cada cosa que aprendemos de cómo el neoliberalismo ha configurado el orden y el comercio mundiales en las últimas décadas más nos estremecemos y más inquietante nos parece el destino del mundo. 


"Arena: la nueva fiebre del oro"


Detergentes, papel o cosméticos son productos que utilizamos a diario. Todos ellos llevan en su composición dióxido de silicio, un mineral que se obtiene de la arena, una materia prima cuya gran demanda, determinada por ser un material esencial en el sector de la construcción, está amenazando las reservas del planeta y dando lugar a mafias y contrabando. Esta semana La Noche Temática ahonda en el negocio de la arena a través de dos documentales.


1. La guerra por la arena / Sand Wars

Dirección: Denis Delestrac 
Producción: Rappi Productions, La Compagnie des Taxi-Brousse. Francia-Canadá 2012 Duración: 52' 

La arena como materia prima se ha infiltrado en todos los rincones de nuestro mundo. Se funde para transformarla en vidrio, de ella se extraen los minerales que se emplean para los microchips sin los que no existirían los ordenadores ni los móviles.... Nos ayuda incluso a volar: en los aviones, los plásticos, las aleaciones ligeras de los fuselajes y los motores a reacción; incluso la pintura y las ruedas, están hechos con arena.

La industria con mayor apetito de arena es la construcción. Para construir una casa de tamaño medio hacen falta 200 toneladas. Cada kilómetro de autopista emplea 30.000 toneladas de arena. En los últimos 150 años, la arena, mezclada con cemento para formar hormigón, ha tallado los contornos de nuestro cada vez más urbanizado mundo.

La producción global de arena supera los 15.000 millones de toneladas al año. Es una cantidad tan enorme que excede a nuestra propia imaginación. ¿Cuánto es 15.000 millones de toneladas al año? No lo sabemos, porque ningún otro recurso se utiliza en unas cantidades tan grandes como la arena, tal vez con la excepción del agua.

Con los depósitos de arena de superficie agotados, comenzamos a dragar los ríos para extraer arena, dando lugar a inundaciones. Y ahora hemos recurrido también a los océanos para abastecernos de arena. Uno de los impactos más impresionantes del negocio de la arena es la desaparición de algunas islas de la costa de Indonesia. Se han esfumado. Cuando desaparece una isla, las fronteras marítimas internacionales cambian, o así debería ser. De manera que es una cuestión geopolítica, además de una cuestión comercial y de utilización de recursos. 25 islas indonesias han desaparecido ya. Al igual que el petróleo y el gas, la arena se encuentra ahora en la primera línea del apetito mundial por las materias primas.








2. Granos de arena / Sandgrains

Dirección: Jordie Montevecchi y Gabriel Manrique 
Producción: Matchbox Media Collective. Reino Unido 2010
Duración: 52'


Cuando era niño, José dejó su aldea natal de pescadores en Cabo Verde para buscar una vida mejor en Suecia. Años más tarde cuando vuelve se encuentra un pueblo transformado. La playa donde jugó al fútbol ha desaparecido y su familia ahora excava arena del fondo del mar para venderla a las constructoras y poder sobrevivir. Con la pesca ya no pueden ganarse la vida como antes cuando las flotas pesqueras internacionales no causaban drásticas caídas en la pesca local. Las playas de Cabo Verde comenzaron a degradarse cuando empezó la extracción de arena. Comenzó con los conductores de camiones recogiéndola y llevándosela, pero era poco.

Desde los años 80 la industria de la construcción ha ido creciendo en Assomada, incrementando la extracción de arena. Hoy las playas están totalmente llenas de piedras, ya no hay arena. Para encontrar arena, hay que bucear. El agua del mar se infiltra en el suelo y el salitre aparece en los campos dando lugar a la destrucción de las cosechas.

VER EL DOCUMENTAL ONLINE

lunes, 14 de octubre de 2013

Animales (28) El grito de los animales de Banksy



Bansky, las sirenas de los corderos

Redacción Experimenta 12.10.2013

¿Conseguirán los neoyorquinos resistirse al canto de las Sirenas de los corderos? Esta obra del artista callejero Bansky busca responder a este interrogante. El famoso grafitero y activista anónimo, que permanecerá todo el mes de octubre en la Gran Manzana, promete regalarnos una obra al día que muchos de nosotros descubriremos a través de su página web bajo el lema "better out than in" (mejor fuera que dentro). El pasado viernes 11 de octubre su propuesta fue un camión lleno de peluches gritando que ha recorrido las calles del distrito del matadero de Nueva York y que seguirá dando vueltas por la ciudad las próximas semanas. Mientras tanto, algunos se acuerdan de Hannibal Lecter y de la película El silencio de los corderos y otros saben que "Auschwitz empieza cuando uno mira a un matadero y piensa: solo son animales". Los peluches de Bansky son el presagio de "un futuro nuboso en el horizonte": Circe convierte a los hombres en animales y el canto de las sirenas es invencible.



sábado, 12 de octubre de 2013

Humor (12) Amanece, que no es poco




"Surrealista y divertidísima película, "Amanece" es necesaria y contingente, que no es poco. O dicho de otro modo, es una obra maestra de la comedia delirante. Apenas hay guión, pero no importa; en este maravilloso pueblo que venera a Faulkner la lógica se ahoga entre carcajadas." Pablo Kurt: Filmaffinity

Por supuesto surrealista pero también absolutamente original, irreverente y humanista, positivista y genuinamente española, "Amanece que no es poco", dirigida por José Luis Cuerda en 1988 (tras "El bosque animado", que ya publicamos en nuestro blog) es una obra maestra de nuestro cine con un irrepetible reparto de auténtico lujo. Antonio Resines, Cassen, Luis Ciges, Aurora Bautista, Enrique San Francisco, José Sazatornil, Pastora Vega, Chus Lampreave, Manuel Alexandre, María Isbert, Miguel Rellán, Guillermo Montesinos, Rafael Alonso, Antonio Gamero, Gabino Diego, Fernando Valverde, Ferran Rañé (y otros) dan vida a los curiosos personajes de esta comedia del absurdo sobre los modos y costumbres de un pueblo español libertario, atemporal y de ubicación indeterminada en el que se suceden una serie de bizarras situaciones sin que nada parezca inmutar a los personajes que lo pueblan. Una suerte de Macondo a la española. Da cuenta de su maestría que su humor sigue fresco y vigente 25 años después, para los que la vimos en su momento y mucha gente que la ha ido viendo después. Hace poco fue declarada la mejor película española de los últimos sesenta años según una encuesta promovida por la Seminci de Valladolid. A nuestro juicio quizás no llegue a tanto pero desde luego es una gran representante del humor del absurdo patrio (en un país donde el disparate abunda), una película que no podía faltar en nuestra web. 

La mitad invisible - Amanece, que no es poco

jueves, 10 de octubre de 2013

Muros (8) Encarcelados 1ª Temporada (1 al 5)

Entramos de la mano de 'Encarcelados', de La Sexta, dentro de los muros por excelencia, los de las cárceles, para ponernos en la piel de algunos de los españoles que en prisiones latinoamericanas malviven penando por errores de su pasado, la inmensa mayoría por tráfico de drogas. Estremece conocer las historias de algunas de estas personas y las infames condiciones en las que pudren sus espíritus durante años. Bienvenidos sean estos programas periodísticos por hacernos conocer (y denunciar) otras realidades mucho más chungas que las nuestras o aunque sólo fuera por el alivio, apenas por unas horas, de que puedan volver sentir la conexión con su propio país y de que se conozcan sus existencias miserables. 



"Muchos españoles que han hecho de 'mulas' querían evitar un desahucio"

El periodista ha recorrido junto a Alejandra Andrade en 'Encarcelados' algunas de las prisiones más miserables de América Latina

La Vanguardia - Lorena Ferro Barcelona 09/10/2013

Pocos (seguramente nadie) pueden creer que vivir en la cárcel sea algo agradable. Pero hay prisiones que son auténticos infiernos, cárceles en las que hay que pagar para poder comer un plato de arroz o para dormir en el suelo de un pasillo. Lugares en los que existe el derecho de vida. A algunas de estas prisiones se han desplazado el reportero Jalis de la Serna (Madrid, 1974) y la también la periodista Alejandra Andrade para registrar Encarcelados (La Sexta). Tres meses de grabación en siete países de Latinoamérica visitando 37 cárceles para entrevistar a más de un centenar de españoles que llevan años recluidos allí en la mayoría de casos por portar droga. El programa ha enganchado a la audiencia y ha movilizado a parte de la sociedad ya que tras la emisión del caso de Lola, que hizo de mula para salvar su casa y que llevaba cinco años encerrada en una cárcel boliviana con cáncer terminal, sin recibir tratamiento y viviendo en condiciones de miseria, una campaña ciudadana recogió firmas para su indulto y ya ha podido regresar a España. Charlamos con De la Serna sobre este y otros temas.

- ¿Conocía el ámbito penitenciario antes de Encarcelados?
No. He hecho muchos reportajes con la policía y he estado en zonas de detención y en calabozos grabando, pero nunca había estado en el interior de una prisión.

- ¿Es el más duro que ha hecho?
Sin duda. Nunca había visto la violación de derechos humanos que he visto con Encarcelados… Se te queda mal cuerpo.

- ¿Cuál es la finalidad del programa?
Detectamos un fenómeno social: en los últimos cuatro años se ha incrementado un 30% el número de españoles que son detenidos en Latinoamérica portando droga, las llamadas mulas. Queríamos saber por qué sucede esto y si es fruto de la crisis económica. Hemos encontrado mucha gente a la que han ofrecido 10.000 euros y para evitar el desahucio, han caído. Luego hemos obtenido cosas que nos han sorprendido y otras que nos enorgullecen, como el caso de Lola.

-…
Tenemos muy claro que es un programa de denuncia en el que queremos que todo el mundo vea con todo el realismo y sin ningún artificio en qué condiciones están viviendo los españoles. Y creemos que, por un lado las autoridades de los países en los que están los españoles y, por otro, las autoridades españolas deberían hacer algo para mejorar las condiciones de vida de los españoles presos.

- ¿Conocían de antemano cómo se vivía en esas cárceles o ha sido sorpresa?
Cuando empiezas a documentarte, ya te quedas sorprendido. Pero cuando llegas a la cárcel y ves en qué condiciones están, se te cae el alma a los pies.

- ¿Y las historias de los presos que iban a grabar?
Con Lola no teníamos ni idea de sus circunstancias. Sabíamos que había ocho españolas en el pabellón de mujeres de Palmasola (Bolivia) y avisamos del día en que llegábamos y que todas las que quisieran contarnos su historia tenían la oportunidad de hablar. Recorrimos el penal y Lola al final nos soltó que tenía cáncer de mama… Te quedas con ganas de hacer algo porque piensas “¡Qué barbaridad lo que me acaba de contar esta persona!” Luego hemos tenido la suerte que ha tenido consecuencias positivas. A lo largo de mi trayectoria profesional he hecho muchos reportajes que han reflejado situaciones de déficit social y nadie ha hecho absolutamente nada.

- Ha habido respuesta para Lola, pero ¿ha cambiado algo para el resto?
En República Dominicana dos presos han sido trasladados a cárceles en mejores condiciones. En Bolivia, el consulado ha visitado Palmasola y se ha preocupado que las españolas no sufran represalias por haber salido en el reportaje. Creemos que de alguna manera sí que se deben estar poniendo algo las pilas desde las instituciones. Si con estos reportajes se pone interés para mejorar las condiciones de vida de los españoles, para nosotros el programa tiene todo el sentido del mundo. Ha sido un rodaje duro, pero creemos que el programa tiene calidad periodística.

- ¿Cómo consiguieron que les dejaran entrar en las cárceles?
Hemos contado con dos productoras excelentes, Marcela Morales y Elena Pérez, que han hecho un trabajo ímprobo contactando primero con instituciones benéficas, que muchas veces son los primeros que entran en la prisión para decir lo que queríamos hacer. Hemos dicho que queríamos hablar con los españoles y hemos conseguido los permisos. Y, ya que estábamos dentro, nos interesaba mucho todo el entorno.

- ¿Las cárceles sabían lo que iban a hacer?
Quizás pensaron que nos íbamos a ceñir a grabar a los españoles, pero hemos visto situaciones tan denunciables que no nos podíamos quedar indiferentes. Es imposible no mostrarlo, porque si te pones a grabar a los españoles y haciéndolo te das cuenta que están oprimidos o que la regencia de la cárcel permite que un grupo de presos de una manera mafiosa se hagan con el poder del penal extorsionando a todos los españoles… Y los presos del país en algunas ocasiones están en patios rodeados de basuras, hacinados, sin sanitarios, con un solo acceso al agua para 1.800 personas…

- Los orígenes de los presos son dispares pero todos acaban haciendo de mulas…
Esto nos ha sorprendido. Cuando alguien se plantea quién está en la cárcel en Latinoamérica por transportar droga parece que siempre son, como se suele decir, carne de cañón; gente que en España ya estaba en un entorno de consumo, que tienen compañías que se dedican a traficar… Pero hoy en día las mafias de captación de mulas seleccionan a la gente más normal e insospechada para llevar droga. Puedes encontrar a una cocinera de Bilbao, a un empresario de Barcelona o a un albañil de Reus. Hay gente de todas las procedencias y profesiones… podrían ser tu vecino o algún familiar.

- ¿Cuál es la sensación dentro de prisión?
Percibes que los españoles viven muy mal y con mucho miedo porque les extorsionan e incluso torturan. Y muchos otros viven en unas condiciones de vida de violencia ambiental extrema, tienen una alimentación muy deficiente o ni siquiera la tienen. O duermen en el suelo… En el reportaje de Colombia salían personas que han perdido 30 kilos en cinco meses por lo precario de la alimentación.

- El programa evidencia la inhumanidad en la que se vive en las cárceles pero también la dejación política ¿Quién se tiene que sentir aludido con los reportajes?
No quiero valorar personalmente la labor de los consulados y embajadas porque tal vez no es una tarea fácil. Pero lo que sí puedo decir es que todos los españoles con los que hemos hablado se sienten desamparados por parte de los consulados y embajadas. Una cosa es haber cometido un error y un delito, que es transportar droga, pero no creo que sea justo que se esté violando los derechos humanos.

- Es triste que suceda solo cuando una cámara muestra lo que está sucediendo…
Sí. La sensación que hemos tenido, por ejemplo en Colombia, es que los españoles se sienten abandonados.

- Viendo como viven allí, es casi un privilegio estar en una cárcel española…
De los españoles que hemos entrevistado hay amas de casa o empresarios pero también había gente que ya había estado encarcelada en España. Y ellos nos han dicho que estar en una cárcel española es como estar en un hotel de cinco estrellas: tienen una celda para cada dos personas, instalaciones deportivas, piscina… Cosas con las que es imposible ni soñar en las cárceles que estamos revisando.

- ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de todo lo que se han encontrado?
En El Salvador, las mujeres embarazadas salen de la cárcel para dar a luz y, si todo va bien, a las 24 horas el bebé tiene que ingresar en prisión con ella. Te quedas impactado de ver como están viviendo algunos presos en países como Colombia. Y lo férreas que son algunas cárceles en Brasil, que han adoptado el sistema americano: los presos van encadenados las 24 horas del día con un mono naranja y con grilletes.

- ¿Qué cárcel le ha impactado más?
No sabría quedarme solo con una. Comprobar cómo se asume un régimen penitenciario que es absolutamente despiadado con los presos… En Bolivia impacta comprobar como los guardias ni siquiera entran en la cárcel y el poder lo tienen los presos.

- ¿Qué lección ha sacado?
Además de la historia de Lola, otro de los aprendizajes positivos es que todos los españoles que hemos grabado al final de la entrevista piden hablar a la cámara y dicen “Si te ofrecen venir a por droga y te lo ponen muy fácil, no lo hagas. Vivir aquí es lo peor que te va a pasar en la vida”. Y creo que ahora mucha más gente se lo va a pensar.

- El formato de Encarcelados está recibiendo muchos halagos ¿El periodismo de hoy a veces se queda en lo superficial?
Tenemos claro que queremos mantenernos alejados de cualquier tipo de sensacionalismo, pero no es lo mismo grabar un reportaje en un mercado que en una cárcel: los testimonios en el último caso son tan potentes que es simplemente llegar y querer reflejar su historia, dejarles que cuenten en qué condiciones viven ahí, cómo sufren las consecuencias de hacer un porte de droga y acaban en cárceles que son auténticos infiernos… Tener la posibilidad de hacer reportajes en cárceles es lo que nos ha permitido hacer un periodismo de calidad. Pero no quiero erigirme como ejemplo para nadie y el programa tampoco. Alejandra y yo somos dos personas con inquietudes sociales porque creemos que el periodismo debe servir para mejorar la sociedad.

- ¿En Callejeros se creó un estilo que ha tenido continuidad con Encarcelados?
Es un formato de reporterismo… La manera más directa de hacer reportajes que se lleva haciendo hace unos años en España y que consiste en llegar con una cámara y preguntar de primera mano a las personas… En este caso creo que es una evolución positiva porque con un guión vas haciendo de hilo conductor para reforzar situaciones que tal vez no quedan suficientemente marcadas en un testimonio. Son situaciones muy denunciables sobre las que hay que llamar la atención para que quede claro hasta qué punto esa persona está viviendo una situación difícil.

- ¿Cómo consiguen que la gente se abra tanto?
No hay mejor forma de entrevistar que dialogar. Me interesa lo que le está pasando a esa persona, en qué condiciones vive o qué cree que se puede hacer para ayudarle.

- Y ¿Cómo se siente uno cuando se cierra la verja sabiendo en qué condiciones queda la gente que vive allí dentro?
Marcado y con cierta inquietud e impotencia porque los que se quedan lo están pasando muy mal y no puedes hacer mucho más que mostrarlo porque a quién corresponde tomar medidas para que esto no sea así es a los políticos o a las instituciones.

- ¿Qué proyectos tiene a la vista?
Seguiremos haciendo reporterismo social. Y lo que tendremos que acabar de perfilar es por dónde vamos a continuar… Ahora mismo se complican mucho las gestiones para seguir accediendo al interior de los penales, pero seguiremos denunciando situaciones y esperando que tengan mejoría.

Programa 1 Bolivia 'San Pedro', 'San Sebastián' y 'San Antonio'



Programa 2 Santo Domingo



Programa 3 Bolivia 'Palmasola'


Programa 4 Perú 'Ancón II'


Programa 5 Colombia

martes, 8 de octubre de 2013

Océanos (10) Sylvia Earle y la protección de los océanos



Emocionante speech de Sylvia Earle, una de nuestras personas preferidas, una mujer sabia y luminosa que habla en una charla de los TED Prize 2009 (de los que resultó ganadora) sobre la importancia crucial de proteger la vida de los océanos para preservar la vida en todo el planeta. La mítica oceanógrafa estadounidense comparte impresionantes imágenes de los mares del mundo y la vida que sustentan, recuerdos de los increíbles seres que ha conocido en ellos pero también impactantes datos del rápido deterioro que la mano del hombre les ha ocasionado. Desde la década de los cincuenta su lucha ha sido conocer los océanos y concenciar a las personas de las masivas depredación y contaminación a las que, especialmente en el último medio siglo, los hemos sometido. La Earle clama por un plan global que proteja una red de áreas marinas que permitan restaurar la biodiversidad de los ecosistemas marinos y para terminar su discurso pide al público, nos pide a nosotros, que nos unamos a ella en la protección del vital corazón azul del planeta y que hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para lograrlo. Y así lo intentaremos. Nuestro deseo, querida Sylvia, es que no te mueras nunca. 

P.D. Puede que en pantalla completa los subtítulos den algunos problemas de sincronización)

lunes, 7 de octubre de 2013

Mujeres (6) El juramento de Malicounda

Como parte de los reportajes que En Portada va a dedicar a los derechos de la mujer en el mundo (y que publicaremos en este blog) un equipo del programa ha viajado hasta Malicounda, Senegal, para contar la historia de un grupo excepcional de mujeres que en 1997, alentadas por la labor de la ONG 'Tostan', dijeron no para siempre a la mutilación genital femenina en su comunidad. 'Tostan' llegó hasta esta aldea de Senegal para educar a las mujeres y para hablarles de Derechos Humanos y dignidad. Sus talleres se convirtieron en el detonante del juramento de Malicounda. Las mujeres de Malicounda se dieron cuenta de que los malos espíritus no eran los causantes de sus enfermedades, ni los que se habían llevado la vida de muchas de sus hijas sino que era la propia ablación el origen de muchas de sus desdichas. El paso adelante de las mujeres de esta aldea tuvo consecuencias. En 1999 el gobierno senegalés prohibió la ablación por ley y fijó en 2015 el plazo para su definitiva erradicación.

Según datos facilitados por UNICEF, más de 125 millones de niñas y mujeres vivas han sido sometidas a la ablación. 30 millones de niñas en todo el mundo corren el riesgo de ser víctimas de la ablación en la próxima década. Sin embargo, actitudes como las de las mujeres de Malicounda pueden contribuir a luchar contra las estadísticas. El juramento de Malicounda marcó toda una revolución social en Senegal, consiguiendo que más de 6.000 pueblos anunciaran el abandono definitivo de la mutilación genital femenina.

En Portada - El juramento de Malicounda


Según las cifras publicadas por Unicef, más de 125 millones de niñas y mujeres vivas hoy en día han sido sometidas a la ablación y 30 millones de niñas corren el riesgo de ser víctimas de ella en la próxima década. A pesar de ello, a veces surgen historias que rompen ese pesimismo y parecen indicar que en algunos lugares empieza a cuestionarse una práctica que se ha mantenido en algunos países desde hace siglos.

Un juramento para la esperanza

Nuestra historia, que inaugura una serie de reportajes de En Portada sobre los derechos de la mujer en el mundo, comienza un 31 de julio de 1997 en una aldea de Senegal llamada Malicounda, donde un grupo de mujeres decide poner fin a esa pesadilla. Ante jefes tribales, líderes religiosos, autoridades políticas y representantes de los medios de comunicación de todo el mundo, pronuncian el Juramento de Malicounda, una solemne promesa de no practicar nunca más la mutilación genital en su comunidad. En 1999 el gobierno de Senegal prohíbió la ablación con pena de cárcel y fijó un objetivo: que para el 2015 esta práctica fuera erradicada totalmente en el país.

El juramento de Malicounda representa un importante paso, que marca toda una revolución social en el país, que se expande pueblo por pueblo e incluso sale fuera de las fronteras hasta conseguir que más de 6.000 pueblos en Senegal y otros países vecinos hayan anunciado el abandono definitivo de la mutilación genital femenina.

Tostan y los Derechos Humanos

Suddenaya Naay es el nombre en wolof, una de las lenguas de Senegal, de Molly Melching, una norteamericana que llega a Senegal en 1974 para terminar su tesis doctoral en literatura africana, pero que acaba quedándose allí. Durante cuatro décadas Molly se dedica especialmente a la educación, en un país donde la tasa de analfabetismo supera al 80% de la población. Su programa se basa en el uso de las lenguas africanas y técnicas basadas en las tradiciones y modelos de aprendizaje locales.


Molly pasa años conviviendo con las mujeres en las aldeas, aprende su lengua y sus costumbres. Con ese bagaje, emprende su labor en la ONG que crea en 1991 y que llama Tostan, una palabra en wolof que significa romper el cascarón. Además de enseñarles a leer y escribir, les habla de Derechos Humanos y de dignidad para todos. En 1995 Tostan, con apoyo de la Unicef, llega a una localidad llamada Malicounda.

Las mujeres están especialmente interesadas en aprender sobre la salud, el embarazo, la menopausia y las relaciones matrimoniales, así que la monitora de Tostan lo utiliza para abordar un tema tabú: la mutilación genital femenina. Su interés no era forzar el abandono de esta práctica sino hablarles de sus derechos. Al principio, las mujeres de Malicounda se niegan a hablar sobre ello pero, poco a poco, van venciendo sus miedos y comienzan a compartir sus difíciles experiencias. Se dan cuenta que los malos espíritus no son los causantes de sus enfermedades, ni los que han arrebatado la vida de muchas de sus hijas, sino que la ablación es el origen de todos esos males y deciden abandonar esta práctica. Su decisión sorprende a la propia fundadora de Tostan que queda impresionada del coraje y valentía de estas mujeres. Su ejemplo ha sido seguido por otras comunidades y su labor continúa hoy en día, explicando ellas mismas lo que en su día a ellas les explicaron, llevando el mensaje a todos los rincones del país y a otros países vecinos para poner fin definitivamente a esta práctica.