miércoles, 24 de agosto de 2016

Animales (53) Luchando por los animales 5 'Racing Extinction', de Louie Psihoyos


"Nunca hubo un tiempo más importante en el mundo que el que vivimos, ya que las decisiones que tomemos en los próximos años afectarán a la Tierra y sus especies durante millones de años" Louie Psihoyos

En el documental 'Racing Extinction', del año 2015, el director Louie Psihoyos y el equipo responsable del documental ganador del Oscar 'The Cove' (que ya publicamos hace tiempo en nuestro blog) reúnen a un equipo de artistas y activistas para emprender nuevas operaciones encubiertas que tienen como objetivo mostrar al mundo el infame tráfico de especies protegidas, denunciar el coste ecológico de los actuales niveles de consumo de carne de animales en peligro de extinción y mostrar la lucha de los conservacionistas para prevenir las extinciones masivas que amenazan a numerosas especies animales por todo el mundo. 

Psihoyos y sus colaboradores muestran los dos mundos que conducen a la extinción a través del globo, dando como resultado la potencial pérdida de la mitad de todas las especies. El primero de ellos es el comercio internacional de vida salvaje y el segundo se trata de un mundo que las compañías de petróleo y gas no quieren que veamos. 

Usando tecnología de última generación el equipo de 'Racing Extinction' expone estos dos vectores depredadores en una inspiradora afirmación para preservar la vida tal y como la conocemos. Recorriendo el planeta para infiltrarse en los mercados negros más peligrosos y recurriendo a nuevas tecnologías para documentar y obtener pruebas de la relación directa entre las emisiones de CO2 y las extinciones, el documental muestra impresionantes imágenes inéditas que buscan que cada vez más gente, más empresas, más organizaciones humanas tomen conciencia de estos problemas y cooperen para intentar revertir las amenazas que acosan a muchas de las maravillosas especies animales que alberga nuestro planeta. Su página web es Racing Extinction, por si quieren visitarles. 

Corrupción y Fraude (30) La corrupción portátil

La corrupción portátil


La regeneración de Ciudadanos, esa de nosotros no estamos aquí para que sigan gobernando los mismos y no apoyaremos a Rajoy como presidente, ha ido mutando discretamente en una regeneración lingüística. No se trataba tanto de desbrozar la política como de desbrozar la RAE. Y el fantástico moonwalkejecutado después de las últimas elecciones, ese paso de baile en el que Michael Jackson parece caminar hacia delante mientras se dirige hacia atrás, ha depositado a Albert Rivera en su última posición de fortaleza: separar al PP de la corrupción. Como era de esperar, ha optado por lo más sencillo: mover la corrupción. Si Mahoma no se va de la montaña, movamos la montaña; total, Mahoma está encima de ella.


Así que corrupción ya no es lo que era antes, sino algo mucho más delicado, casi un jarroncito chino, que azarosamente se acomoda al Partido Popular. Es un paso trascendente para que el PP y Ciudadanos lleguen a un acuerdo, al fin y al cabo la distorsión de la realidad ha sido el mejor programa de Gobierno de los últimos cuatro años. Cuando las palabras significan lo que el poder dice que significan, y hasta los números tienen sensibilidades distintas según su uso, el Gobierno es inatacable.

Por eso estas negociaciones de absorción ideológica están siendo tan excitantes. El maestro instruye al alumno en contorsionismo y no será porque el alumno no haya llegado aprendido; toda la campaña de Rivera ha sido un ejercicio de ambigüedad amparado en una palabra: regeneración, que ni siquiera es lo que era antes. Teniendo en cuenta dónde han acabado sus pocas afirmaciones contundentes, casi mejor la indefinición. Si Rajoy ha ganado dos elecciones sin moverse, a veces hasta desaparecer entre las cortinas de palacio para que el Rey no lo encuentre, lo último que podía esperar Ciudadanos es cambiar un espíritu, el de la corrupción, tan arraigado en el PP que hasta con todos los tesoreros imputados y las siglas en el banquillo es capaz Rajoy, en cada último escándalo, decir “hasta aquí hemos llegado”. Cuando llevan allí, en ese lugar exacto, desde los noventa.

En eso anda metido Ciudadanos, en la negociación con un partido que convierte en “concesión” que la persecución de sospechosos de corrupción alcance comunidades y Ayuntamientos. Una red de trampas tan burdas como fabricar una fecha de terceras elecciones y responsabilizar al PSOE de ella. Nada que no vaya a tener éxito, como está demostrado. Si no hay nada peor para un paranoico que tener razón una vez, tampoco se va a apear el PP de la victoria: la amenaza del apocalipsis, el inmovilismo, el bertinismo social y, respecto a la corrupción, el estamos poco casados. De ahí el esfuerzo de Ciudadanos en el pacto de Tu cara me suena: aparentar un trasplante de corazón cuando en realidad le están poniendo bótox.

jueves, 18 de agosto de 2016

domingo, 14 de agosto de 2016

Asesinato (15) 638 maneras de matar (o no) a Fidel Castro


Hoy que es noticia que el dictador cubano Fidel Castro ha cumplido 90 años queremos publicar el documental '638 ways to kill Castro', dirigido en 2006 por el británico Dollan Cannell, sobre la gran cantidad y variedad de las intentonas de asesinato que la CIA y los exiliados cubanos han tramado desde que la revolución cubana que Castro encabezaba terminó con el corrupto gobierno de Fulgencio Batista en 1959. De hecho la muerte de Castro ha sido planeada hasta en ¡¡638!! ocasiones aunque, obviamente, ninguna tuvo éxito. Estos fueron algunos de los métodos ensayados:

El puro explosivo: El más conocido de todos los intentos, cuya misión era la de volar por los aires la cara de Castro. 

Moluscos explosivos: Conociendo la fascinación de Fidel por el submarinismo en las costas de Cuba, la CIA decidió invertir una gran cantidad de dinero en un inmenso número de pequeños moluscos caribeños, con una cáscara lo suficientemente grande como para contener una cantidad letal de explosivos. Estos serían pintados con colores llamativos para captar la atención de Castro. 

Traje de buzo infectado con hongos: Para provocarle una enfermedad crónica y debilitante. Bolígrafo-jeringuilla: Un agente de la CIA debía clavarle dicha jeringuilla, curiosamente, el día que murió Kennedy. 

Amantes 'a sueldo': La CIA contrató a una antigua amante del Comandante, proporcionando a la mujer unas píldoras venenosas que ésta debía ocultar el las cremas faciales que Castro se daba. Veneno de bacterias: La CIA trató de pigmentar las servilletas de té de máximo mandatario cubano con un veneno letal. Explosivos bajo el podium: El más reciente de los intentos, el que se produjo en 2000, durante la visita de Castro a Panamá, donde cuatro hombres, incluido el antiguo agente de la CIA Luis Posada Carriles, denunciado por el propio Fidel en 2001, tal y como publicó BBC , fueron detenidos por el equipo de seguridad personal del Comandante, cuando trataban de colocar 90 kg de explosivo bajo el podium donde el dirigente cubano iba a dar un discurso. Otros intentos destacados son, por un lado el de un antiguo compañero de clase de Castro, que planeó matarle al estilo mafioso, pegándole un tiro en plena calle, o la de un franco-tirador, que fue detenido en la Universidad de La Habana, cuando trataba de atentar contra Castro en una visita de éste a dicho centro.

El documental '638 maneras de matar a Castro' indaga en la relación entre Estados Unidos y Cuba durante las décadas siguientes a su toma de poder en La Habana a la vez que van relatando los numerosos atentados contra el dirigente cubano, cada cual más estrafalario. Testigos presenciales de ambos bandos, tanto aquellos que intentaron materializar el magnicidio como los que se ocuparon de frustrar los atentados nos describirán estos complots y las torpezas y errores que los llevaron a fracasar uno tras otro. 

Un film que invita a la reflexión y revela mucho sobre los Estados Unidos contemporáneos y los del pasado y cómo distintas administraciones USA a lo largo de la segunda mitad del siglo XX llevaron a cabo una intolerable e hipócrita guerra sucia para proponer o deponer gobiernos legítimamente elegidos para proteger sus propios intereses. 



viernes, 12 de agosto de 2016

Leopardo (10) Los leopardos de Sri Lanka


Una pareja querida por el Juez Roy Bean se va de vacaciones a Sri Lanka y una de sus visitas será al parque nacional de Yala, un paraíso natural hogar del leopardo de Sri Lanka (Panthera pardus kotiya), una de las subespecies más grandes de leopardo -junto con la del leopardo del Amur- y una de las cinco en peligro de extinción. En Sri Lanka el leopardo es el mayor depredador natural, en la cima de la cadena trófica. 

En el documental 'Nightstalkers leopards' (National Geographic, 2011) que publicamos seguidamente un grupo de científicos siguen la vida fundamentalmente nocturna (y también social) de estos espléndidos animales gracias a un sofisticado equipo de visión de infrarrojos, con lo que han podido observar su comportamiento en la oscuridad de la noche ceilandesa.

P.D. Suerte con los gatitos, chicos!


domingo, 7 de agosto de 2016

Fundamentalismo (16) 'Going Clear: la Cienciología y la Prisión de la Fé', de Alex Gibney



Documental de HBO realizado por el director de cine canadiense Paul Haggis (autor de grandes películas como 'Million dollar baby', 'En el valle de Elah' o la genial 'Crash') sobre la llamada Iglesia de la Cienciología, un delirante culto pseudo-religioso surgido alrededor del escritor de ciencia-ficción L. Ron Hubbard. 

La Cienciología tiene uno de sus pilares mediáticos en las celebridades que ha logrado atraer a sus redes, como John Travolta o el inquietante Tom Cruise, quienes se han implicado personalmente en su difusión de esta creencia que en Estados Unidos es reconocida como una religión. Como cuenta el documental, este reconocimiento fue logrado tras una masiva campaña de presión contra la IRS, la agencia gubernamental estadounidense que debía (o no) determinar ese reconocimiento, del que dependía la supervivencia económica de la Cienciología.

En 2013 el escritor Lawrence Wright, premio Pulitzer, publicó 'Going Clear: Scientology, Hollywood and the prison of faith', un libro en el que revelaba los pecados que la Cienciología cometía. En él, numerosos testimonios relataban las inquietantes malas prácticas que llevaba a cabo esta Iglesia. Manipulaciones o trabajos forzosos son sólo algunos de los aspectos de los que se hablaba en el libro y que ahora son recogidos en este documental, dirigido en 2015 por Alex Gibney. 




El documental cuenta la historia de esta peligrosa secta a través del testimonio de varios ex-miembros que pasaron muchos, demasiados, años de su vida dentro de la organización y la amplia variedad de manipulaciones y torturas psicológicas que allí practicaron y experimentaron en carne propia y cómo una vez lograron salir de su nefasta influencia fueron presionados y coaccionados para no testificar contra ella. Puro, tóxico y muy peligroso fundamentalismo que se va extendiendo por el mundo y que ya ha llegado a España, concretamente a Madrid, a cuya sede acude una periodista de Vice y cuya experiencia de un día publicamos después del docu. Vean y estremézcanse. 



En la iglesia española de la cienciología


“Si quieres hacer poco dinero, escribe un libro. Si quieres hacer millones, funda una religión”. Se rumorea que esta frase es de Ron Hubbard, el escritor de ciencia ficción que antes de morir nos dejó la cienciología y la dianética; y con ellas la solución a los problemas de todas las personas con crisis de autoestima.

No pasaron ni dos minutos desde que entré en la sede de la Cienciología en Madrid, y una señora pelín demacrada y con anillos de oro me estaba adulando. En un edificio del barrio de Las Letras casi más imponente que el Congreso de los Diputados al que losscientologists llaman “la org”. Les dije que iba a por información de la iglesia, porque tenía una depresión grave y mi psicólogo me había recetado medicinas para controlarla. “¡Ni se te ocurra!”, respondieron, porque la única solución está en mí misma, a través de la dianética -un método que indaga en la mente- y ellos son los únicos que me pueden ayudar.

Las siguientes tres horas las pasé enterrada bajo exámenes psicológicos, vídeos introductorios, imágenes que lavarían el cerebro de cualquier desequilibrado mental; y muchos halagos de mis capacidades, virtudes y personalidad, que aquella mujer que acababa de conocer se sabía al dedillo. El test de personalidad fue lo que me garantizó que estaba adentrándome en algo muy raro. Entre las doscientas preguntas había unas cuantas que me llamaron la atención por su especificidad. Tipo ¿Tienes un timbre que varía cuando hablas o es estable?. ¿A dónde querrían llegar con esto?

Más ejemplos en esa línea: ¿Sientes espasmos musculares repentinos? ¿y cuándo sufres disgustos? ¿Piensas que la gente habla mal de ti a tus espaldas? ¿Temes perder tu dignidad? Si estás invadiendo un país ¿sentirías empatía por sus ciudadanos si se rehúsan a pelear la Guerra contigo? ¿Temes hacerle daño a los animales, animalitos o peces por medio de la caza o pesca? ¿Si hay un animal sufriendo le aliviarías ese dolor? ¿Te sientes insegura al hablar? ¿Participas en las conversaciones en grupo? ¿Hay cosas que te produzcan odio y tensión? ¿Estás cómodo cerca de niños?

A mi vera un hombre angustiado se quejaba de que su mujer no quería hacer el curso que le había recomendado el auditor (el que dirige una de las técnicas que llaman auditación o terapia de reparación de vida). En cuanto acabé mis deberes, otro miembro llevó mi test a analizar, mientras me paseaban por salas con pantallas. Tuve que tragarme muchos vídeos. De cómo una parte de mi cerebro guardaba mi dolor y desesperanza, de mis traumas de pequeña y mil cuentos más que decían afectaba mi comportamiento. Prometían que con sus técnicas podría ser más feliz, inteligente, amable, creativa y si hacía más preguntas me garantizaban ser más poderosa. Admito que empecé a valorar unirme a ellos.

Lo estaba considerando sí, pero entonces me dieron los resultados. Al parecer sufro de altibajos emocionales, irresponsabilidad aguda e incertidumbre constante. Pero, losscientologists saben cómo curarme. De pronto la señora me abraza y, con mucha tranquilidad, dice: “Aquí no prometemos nada que no podamos cumplir. Tenemos las herramientas y la tecnología para aliviar esto que vives. Tú tienes que hacerdos terapias de auditación. Las vendemos cada una en un pack de doce horas y media intensivas por 1.500 euros.” Han visto todo lo que hay en mi interior pero se les ha pasado un detalle: sólo soy una estudiante y becaria de la redacción de Madrid y tendría que ahorrar un año para conseguir esa suma.

La mujer insiste. “Hoy puedes pagar un cursillo más barato, que también tienes que hacer, sobre los altibajos. Así entiendes qué tienes para poder analizarlo tú. Los scientologists nos enfocamos en el ser, porque somos thetan. Pagas hoy esto que son 45 eurillos y ya mañana las sesiones de terapia”. Eurillos, ¿eh? Lo siento pero esto huele demasiado a chamusquina y no soy Jon Sistiaga. Amo el periodismo de investigación pero casi mejor me invento una excusa para pagar “otro día”, recojo mi análisis y me largo. Lo más rápido que pueda.

lunes, 1 de agosto de 2016

Justicias e Injusticias (16) 'The thin blue line', de Errol Morris




Hoy publicamos un clásico documental del subgénero rocambolescos juicios estadounidenses, 'The thin blue line' (La delgada línea azul) dirigido y guionizado en 1987 por Errol Morris y con una estupenda banda sonora de Philip Glass. 



Basado en hechos reales, relata el arresto y condena (en un juicio lleno de irregularidades) de Randall Adams, sentenciado a muerte por el asesinato de un policía de Dallas una noche de noviembre de 1976. Gracias al documental se consiguió reabrir el caso de Adams. 



La forma es que se van presentando los hechos recuerda al filme de Akira Kurosawa 'Rashomon', donde los implicados en un delito van contando cada uno la versión del mismo desde su punto de vista y sus propios intereses creados, con la diferencia que aquí son los testimonios de las personas reales relacionadas con aquel juicio por la oscura muerte del policía. 



De esta manera al espectador se le van presentando las distintas y contradictorias declaraciones de los acusados, policías y testigos del crimen para que vaya haciéndose su propia interpretación de lo que realmente ocurrió aquella oscura noche de invierno.

<IFRAME SRC="https://www.flashx.tv/embed-xi88xn819z8i.html" FRAMEBORDER=0 MARGINWIDTH=0 MARGINHEIGHT=0 SCROLLING=NO WIDTH=853 HEIGHT=480></IFRAME>



Documental Social – The Thin Blue Line de Errol Morris




Errol Morris nos presenta en este documental un nuevo género o estilo que es un Film Noir documental. En ella utiliza elementos de ficción combinado con el documental que resulta en un nuevo estilo. Randall Adams y David Harris son posibles culpables del asesinato de un policía. El caso está cerrado, Randall está en la cárcel. En los testimonios de la película se culpan uno al otro, pero ¿quién está diciendo la verdad?



Este documental utiliza varios recursos para lograr sus objetivos. Primero utiliza entrevistas, que son muy importantes porque la historia se cuenta a través´de estos testimonios. Es por eso que Morris tiene una técnica para entrevistar en la que no conoce al entrevistado para que no haya prejuicios.



Otro recurso importante y efectivo son los reenactments. Formalmente es como un programa. Estos se enfocan en detalles, cosas, objetos que funcionan como un recuerdo visual que va de la mano con el momento del que se está dando testimonio. Por ejemplo, si el entrevistado dice, estaba fumando, la primera imagen que viene de ese recuerdo probablemente no es un full shot de esa persona fumando, sino el cenicero. Durante el reenactment evita mostrar las caras. Esto es muy efectivo porque no hay distanciamiento de si se parecen o no los actores. Los reenactments cambian con cada testimonio. También funcionan porque dan veracidad, están hechos como ficción, tienen una buena foto y es buen material visual para intercortar a las entrevistas. La única toma que me salta es una foto de una pistola que gira, la hubieran filmado, ya que sale del discurso. Una ventaja o desventaja es que se nota que hay un gran presupuesto detrás.



La estructura es casi de ficción. Se vuelve muy dramática porque los entrevistados y testigos se contradicen, provocando constantes contrapuntos. La película no es didáctica, no empieza con un argumento, el espectador lo va concluyendo. Va cambiando el punto de vista del espectador, pasa de culpar uno a culpar al otro. El espectador va viendo la película como un investigador o detective que va descubriendo la verdad.



Las voces principales son Randall Adams y David Harris. Randall actúa, sabe que se tiene que presentar de una forma. Es agradable a la cámara, pero también está resentido, ya que estaba sentenciado a muerte. David se muestra carismático. Es muy listo y cuida lo que dice. Es un personaje que no horroriza, por lo que es más impactante que sea el culpable. Cuando confiesa en la grabación, no lo hace directamente, lo dice dándole vueltas. La película no nos muestra más porqués sobre la relación entre los dos, ya que se vuelve un poco extraño su episodio, sin embargo, el género que maneja, Film Noir, el principal objetivo es resolver el misterio del crimen, por lo que no sale de su discurso.


El documental nos refleja que un sistema judicial no puede ser perfecto. Es por eso que al ayudar la película a salir a Randall de la cárcel, se volvió un activista en contra de la pena de muerte.